Documentos internos detallan presuntos abusos por parte de agentes de inmigración de Estados Unidos a migrantes que estaban cruzando la frontera

Human Rights Watch (HRW) ha obtenido más de 160 documentos internos de las autoridades de inmigración de Estados Unidos que documentan presuntos abusos por parte de agentes federales a migrantes que se encontraban cruzando la frontera y solicitando asilo en Estados Unidos.

El grupo de derechos detalló los incidentes en un informe publicado el jueves. Incluyen denuncias de abuso físico, sexual y verbal, así como violaciones al debido proceso y trato discriminatorio que tuvieron lugar entre 2016-2021.

“Estos documentos internos del gobierno dejan en claro que los informes de abusos graves (agresiones, abuso sexual y trato discriminatorio por parte de agentes estadounidenses) son un secreto a voces dentro del Departamento de Seguridad Nacional (DHS)”, dijo en un comunicado el jueves Clara Long, directora adjunta de HRW en Estados Unidos. 

Nota sobre los abusos que sufren muchos inmigrantes cruzando la frontera. La imagen es de la frontera México-Estados Unidos.

¿Cómo HRW logró obtener los documentos secretos?

Los documentos que muestran los abusos sufridos por inmigrantes cruzando la frontera se obtuvieron a través de una solicitud mediante la Ley de Libertad de Información pero que no fue fácil. Los miembros de HRW aseguraron que proporcionaron resúmenes de algunos de los incidentes al Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pero que luego no recibieron actualizaciones al respecto.

Aún así, el informe ofrece información sobre algunas de las graves quejas que han recibido los funcionarios de inmigración en los últimos años en relación con el trato brindado a los inmigrantes cruzando la frontera de México y Estados Unidos.

Nota sobre los abusos que sufren muchos inmigrantes cruzando la frontera. La imagen es de la frontera México-Estados Unidos.

La mayoría de los abusos ocurrieron durante la era Trump pero también hubo durante el gobierno de Biden

Si bien la mayoría de los relatos parecen ser durante la administración del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien encabezó el cierre de la frontera sur de Estados Unidos y el rechazo de los inmigrantes una parte clave de su plataforma política, su sucesor Joe Biden también ha sido objeto de escrutinio.

La administración de Biden ha luchado por cuadrar sus promesas de un enfoque humano para los inmigrantes indocumentados y los solicitantes de asilo en Estados Unidos con un aumento en los cruces a lo largo de la frontera sur. El miércoles, los medios estadounidenses informaron que los arrestos realizados por agentes de la patrulla fronteriza en el año fiscal 2021 se dispararon a su nivel más alto jamás registrado: 1,7 millones.

Mientras tanto, la expulsión de migrantes predominantemente haitianos de un campamento a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en septiembre ha provocado la ronda más reciente de acusaciones de trato deshumanizador por parte de las autoridades de inmigración.

Las imágenes de agentes fronterizos a caballo blandiendo cuerdas como látigos contra migrantes y solicitantes de asilo avivaron aún más la indignación. Los funcionarios prometieron una investigación rápida, pero aún no han publicado ningún hallazgo.

Nota sobre los abusos que sufren muchos inmigrantes cruzando la frontera. La imagen es de la frontera México-Estados Unidos.

Abusos físicos y negación del debido proceso

Entre los casos de abuso físico, una mujer informó haber sido golpeada repetidamente contra el suelo en 2017 cuando fue arrestada por agentes de la patrulla fronteriza cerca de Mexicali, lo que le provocó una hemorragia. En 2018, un hombre le dijo a las autoridades que quedó inconsciente después de ser golpeado por un agente, y luego los médicos le dijeron que había sufrido una inflamación cerebral.

Mientras tanto, un oficial supervisor de asilo en San Francisco documentó que una madre había informado que su pequeña hija había sido “obligada a desvestirse y tocada de manera inapropiada” por un guardia después de que fueran detenidas. En otro caso, un hombre informó que en 2018 un oficial de inmigración intentó solicitar sexo a cambio de su liberación.

Los abusos documentados van más allá de los ataques, incluidos al menos 27 casos en los que las autoridades posiblemente violaron el derecho del solicitante de asilo en Estados Unidos al debido proceso. En muchos de los casos, los solicitantes de asilo detallaron a las autoridades que registraron declaraciones incorrectas sobre si era seguro para ellos regresar a su país de origen u obligarlos a firmar documentos que no entendían.

La organización Human Rights Watch se comprometió a seguir el caso y presionar para que se investiguen las denuncias realizadas. 

Para obtener información personalizada sobre su caso migratorio y evaluar la opción más conveniente para usted y su familia, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de abogados de inmigración en Maryland.