Miles de migrantes de Centroamérica y el Caribe viajan en una caravana de migrantes con la esperanza de llegar a la frontera con Estados Unidos y poder entrar al país 

Unos 2.000 personas, muchos de ellos niños pequeños, conforman la nueva caravana de migrantes que avanza lentamente con rumbo norte a través de México. El miércoles se encontraban caminando bajo el calor abrasador de Huixtla, una ciudad en el sureño estado mexicano de Chiapas.

Quienes se aventuraron en el difícil periplo mantienen viva la esperanza de llegar a la frontera de México y Estados Unidos y ejercer presión sobre el gobierno de Biden para poder entrar al país del norte. Sin embargo, la administración no parece nada propensa a recibirlos.  

“Me arden los pies y me duelen las ampollas”, dijo Arleth Chávez de Guatemala a la agencia de noticias Reuters. “Llegaré tan lejos como Dios lo permita”.

Chávez dijo que hasta ahora había caminado con la caravana de migrantes durante unos 45 kilómetros (28 millas) desde que partió de la ciudad sureña de Tapachula durante el fin de semana.

Nota sobre el avance de una nueva caravana de migrantes. La imagen es de la frontera.
Campamento de solicitantes de asilo en la frontera de Estados Unidos y México

Entre críticas y desaprobación de los republicanos, se avecina una nueva caravana de migrantes

El lento movimiento de la caravana en México se produce cuando el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se ha enfrentado a crecientes críticas de los republicanos sobre los altos niveles de migración actuales.

El martes, el líder republicano del Senado Mitch McConnell criticó a Biden por el número “récord” de migrantes ilegales detenidos a lo largo de la frontera de México y Estados Unidos durante el año pasado, culpando a lo que describió como una “frontera intencionalmente insegura”.

Los arrestos de migrantes en el interior del país bajaron pero los arrestos en la frontera rompieron récords

Aunque los arrestos de ICE en el interior del país han descendido significativamente como consecuencia del cambio de política migratoria de la nueva administración, los arrestos en la frontera se encuentran en su pico máximo. Más de 1,7 millones de migrantes han sido detenidos allí durante los últimos 12 meses, según las últimas cifras del gobierno de Estados Unidos. 

La mayoría de los que llegan a la frontera de México y Estados Unidos están siendo expulsados ​​en virtud del Título 42, una orden de la era de la pandemia que permite a los agentes fronterizos devolver rápidamente a los migrantes sin la posibilidad de solicitar asilo.

Biden se ha enfrentado a crecientes críticas por esa política, que los grupos de derechos humanos dicen que no está justificada. El mes pasado, Estados Unidos deportó a miles de haitianos que llegaron a Texas con la esperanza de solicitar asilo, de regreso a su isla devastada por la crisis, en medio de un clima de violencia que quedó retratado por las cámaras. 

En un esfuerzo por frenar el número de llegadas, el gobierno de Estados Unidos ha presionado a México para que impida que los pequeños grupos de migrantes, así como las caravanas de migrantes, se acerquen a la frontera. 

Nota sobre el avance de una nueva caravana de migrantes. La imagen es de la frontera.
Control de la Patrulla Fronteriza

Los migrantes buscan huir de la violencia y más oportunidades de empleo y desarrollo

La última caravana de migrantes también se produce en medio de una escalada de violencia generalizada, así como de hambre y pobreza cada vez más crecientes en Centroamérica y partes del Caribe.

Nitza Maldonado y Omar Rodríguez, que estaban tirados en la acera junto a una iglesia local con su hijo de seis años, dijeron que perdieron sus trabajos en su país natal de Honduras hace meses debido a la pandemia.

El objetivo no es Estados Unidos para todos. Muchos buscan llegar a las ciudades del norte de México e instalarse allí con sus familias ya que las oportunidades de empleo parecieran ser más altas que en el sur del país. Como consecuencia, México ha visto dispararse el número de solicitudes de asilo que recibe en los últimos años. Hasta septiembre, recibió 90.000 solicitudes. 

Para obtener información personalizada sobre su caso migratorio y evaluar la opción más conveniente para usted y su familia, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de abogados de inmigración en Maryland.