Aunque los menores no acompañados y los grupos familiares reciben mucha atención de los medios, la patrulla fronteriza cada vez registra más encuentros con adultos solteros en la frontera de México y Estados Unidos.

Con un número sin precedentes de migrantes que cruzan la frontera de México y Estados Unidos, esta crisis migratoria es uno de los desafíos más grandes de la administración Biden. Mientras que familias y menores solos parecen llevarse casi toda la atención pública, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​ (CBP) reporta que cada vez más adultos solteros emprenden el peligroso cruce de la frontera buscando asilo.

En el Valle del Río Grande de Texas, todas las noches se desarrolla la misma escena. Familias con niños emergen de la maleza y llegan al pueblo de La Joya, donde los agentes fronterizos los ordenan para registrarlos. Las familias con niños pequeños van en una fila y los menores no acompañados en otra. En otra fila, la más pequeña, esperan los adultos solteros. Según la CBP, la razón por la cual es más difícil registrar el número de adultos solteros es que, a diferencia de los grupos familiares o los menores solos, es menos probable que se entreguen voluntariamente a las autoridades.

Este artículo trata sobre la frontera de México y Estados Unidos. La imagen es acorde.
El número total de encuentros con migrantes indocumentados de la Patrulla Fronteriza en la frontera de México y Estados Unidos aumentó un 3% desde marzo.

Los números de la frontera de México y Estados Unidos hoy

El número total de encuentros con migrantes indocumentados de la Patrulla Fronteriza en la frontera de México y Estados Unidos aumentó un 3% desde marzo, marcando el nivel más alto desde abril del año 2000. En total, durante abril de este año la CBP registró 173,460 migrantes. Sin embargo, las cifras no indican necesariamente el número total de migrantes que ingresaron al país ya que la mayoría son deportados de forma inmediata bajo los poderes del Título 42.

La mayoría de los adultos solteros provienen de México, y durante el mes pasado los agentes fronterizos tuvieron un total de 108,301 encuentros de este tipo, un aumento del 12% respecto a los números de marzo. 9 de cada 10 encuentros con adultos acabaron en deportaciones, bajo el concepto de riesgos sanitarios introducido por el ex presidente Donald Trump y mantenido hasta el momento por la administración Biden.

Sin embargo, Biden exime de la deportación a los niños no acompañados y les permite permanecer en los Estados Unidos mientras se procesan las solicitudes de asilo. Las familias con niños pequeños a menudo son liberadas en los Estados Unidos, donde sus casos pasan por los atestados tribunales de inmigración.

Algunos agentes fronterizos creen que la tremenda preocupación por las familias y los niños no acompañados está consumiendo su tiempo y creando una oportunidad para que los adultos solteros y los narcotraficantes eludan a las autoridades en la frontera de México y Estados Unidos

Este artículo trata sobre la frontera de México y Estados Unidos. La imagen es acorde.
Biden exime de la deportación a los niños no acompañados y les permite permanecer en los Estados Unidos mientras se procesan las solicitudes de asilo.

Muchos de los detenidos ya han intentado cruzar la frontera de México y Estados Unidos en otras ocasiones

Michael Fisher, jefe de la Patrulla Fronteriza entre 2010 y 2015, señaló que los agentes pasan un 40% menos de tiempo en patrullas y dedican la mayor parte de su tiempo a tareas de procesamiento, preparación de comidas y otras tareas relacionadas. En gran medida, esto se debe al aumento en la cantidad de niños que llegan a la frontera de México y Estados Unidos.

La CBP intenta estimar cuántas personas eluden la captura al cruzar la frontera de México y Estados Unidos buscando rastros de presencia humana: huellas, plantas pisadas o quebradas, rocas o guijarros movidos y otras señales. Sin embargo, Fisher cree que estos números solo son suposiciones, en el mejor de los casos.

Los cruces ilegales continúan en aumento en el Valle del Río Grande, el corredor más transitado para los migrantes que emprenden el peligroso cruce. Este corredor con maleza espesa tiene pocos sensores, y muchas familias y niños intentan cruzar la frontera por esta vía en grandes grupos.

Según los datos de la Patrulla Fronteriza, los niveles de reincidencia se han mantenido inusualmente altos. Se calcula que el 29% de las personas expulsadas en abril ya habían sido expulsadas previamente.

Nos parece preocupante el desarrollo de esta crisis migratoria en la frontera de México y Estados Unidos, y creemos que es urgente que la administración Biden avance con un plan migratorio que abra las vías para la migración legal y ofrezca una alternativa humanitaria para las miles de familias que buscan una vida mejor lejos de sus países.

En Jaskot Abogados contamos con años de experiencia y un equipo de expertos en materia de leyes de inmigración. Podemos ayudarle con su caso de inmigración, ¡contáctenos!