Perder en la Corte no es el final del camino ¡En Estados Unidos se puede reabrir un caso de inmigración y tener una segunda oportunidad… e incluso una tercera!

Perder en la Corte de inmigración luego de una larga lucha puede resultar devastador. Lo sabemos porque hemos estado ahí. Pero justamente por eso también sabemos que siempre hay una segunda oportunidad. E incluso una tercera. 

Luego de perder en la Corte de inmigración hay dos caminos posibles. Por un lado, se puede apelar el caso de inmigración cuando se considera que hubo una aplicación incorrecta de la ley. Por el otro, se puede reabrir un caso de inmigración cuando se obtienen hechos nuevos que no se conocían o que no existían en el momento de la audiencia original.

Los inmigrantes con casos en la Corte de inmigración generalmente pueden presentar una moción para reabrir o una apelación o ambas al mismo tiempo. Pero deben estar atentos porque hay fechas límites muy estrictas y si no se cumplen se pierde automáticamente la oportunidad de pedir reconsideración sobre la decisión. 

¡No tomes un no como respuesta! En Jaskot Law somos abogados expertos en la reapertura de casos. Tomamos casos comenzados por otras firmas legales y continuamos luchando hasta agotar todas las posibilidades. 

Nota analizando si se puede reabrir un caso de inmigración. La imagen es acorde.

¿Qué significa solicitar que se reabra mi caso de inmigración?

Una solicitud para reabrir le permite a un inmigrante que pierde su caso en la Corte de inmigración presentar hechos nuevos o modificados al juez de inmigración.

La moción para reabrir debe indicar los nuevos hechos que se probarán en una audiencia si se concede la moción. Los hechos deben estar respaldados por declaraciones juradas u otro material probatorio.

¿Cuál es la diferencia entre apelar mi caso de inmigración y solicitar que se reabra?

Las solicitudes para reabrir un caso en la Corte de inmigración deben basarse en nuevos hechos o circunstancias que hayan cambiado o se hayan descubierto desde la audiencia original.

Si en cambio el inmigrante y su abogado creen que el juez de inmigración cometió un error en la aplicación de la ley o en el procedimiento, como negar derechos constitucionales, se debe presentar una apelación. 

Ejemplo: Guadalupe perdió su caso impugnando su deportación por haber sido declarada culpable de un “delito inadmisible”. Durante su caso, solicitó asilo y se le negó. Pero mientras espera la deportación, las condiciones en su país empeoran. Estas nuevas condiciones hacen que sea probable que, si la envían de regreso, sea perseguida. Este es un hecho modificado que justifica la reapertura de su caso.

Pero digamos en cambio que Guadalupe había estado en riesgo de persecución durante su audiencia original, pero nunca se le permitió presentar evidencia de ello. Eso sería un error de derecho. La moción adecuada que debería presentar ella es una apelación. 

Nota analizando si se puede reabrir un caso de inmigración. La imagen es acorde.

¿Por qué motivos se puede reabrir un caso de inmigración?

Las mociones para reabrir se utilizan a menudo, entre otras cosas, para solicitar:

  • Suspensión de deportación
  • Asilo y retención de deportación
  • Alivio en virtud de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (protección CAT)
  • Ajuste de estatus
  • Alivio NACARA 203 
  • Por asistencia ineficaz de un abogado 

Pero atención: el inmigrante no tiene derecho a reabrir su caso por ninguno de estos motivos, a menos que haya hechos nuevos o cambiados que no fueron -y no pudieron haber sido- planteados durante la audiencia original.

¿Dónde presentar la solicitud para reabrir mi caso de inmigración?

Por lo general, las solicitudes para reabrir se presentan ante la corte de inmigración o la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA). Esto depende de qué entidad tuvo contacto por última vez con el caso.

Por ejemplo, si un juez de inmigración ordenó la deportación y una persona no apeló, la moción debe presentarse ante la Corte de inmigración. Si la persona apeló previamente la orden de expulsión del juez de inmigración ante la Junta de Apelaciones de Inmigración, la propuesta debe presentarse ante la BIA.

De manera similar, si la persona tiene una petición de revisión pendiente, la moción para reabrir debe presentarse ante la Junta de Apelaciones de Inmigración.

Nota analizando si se puede reabrir un caso de inmigración. La imagen es acorde.

¿Cuál es la fecha límite para solicitar que se reabra mi caso de inmigración?

Por lo general, una moción para reabrir debe presentarse dentro de los 90 días posteriores a la entrada de una orden administrativa final de remoción, deportación o exclusión.

Sin embargo, existen algunas excepciones, especialmente para los inmigrantes cuyas órdenes de expulsión se emitieron “in absentia” (cuando el inmigrante no pudo asistir, a menudo porque estaba bajo custodia).

¿Qué excepciones existen al plazo de presentación?

Las excepciones al plazo de 90 días incluyen:

  • Una orden de expulsión “in absentia”: la moción para reabrir se puede presentar dentro de los 180 días si hubo “circunstancias excepcionales” o en cualquier momento si la única razón por la que el solicitante no se presentó a la audiencia es porque estaba en custodia
  • El gobierno acuerda presentar una moción conjunta para reabrir (sin límite de tiempo)
  • Solicitud de asilo o retención de expulsión basada en condiciones cambiadas del país que no pudieron haber sido descubiertas o presentadas en la audiencia previa (sin límite de tiempo)
  • Cónyuges, hijos y padres maltratados: no hay límite de tiempo si la moción se basa en una crueldad extrema o una dificultad excepcional y extrema hacia un familiar que es ciudadano estadounidense o titular de una tarjeta verde y la moción va acompañada de una solicitud de cancelación de expulsión

¿Puedo ser deportado mientras solicito que se reabra mi caso de inmigración?

Si. Presentar una moción para reabrir no cambia la orden de deportación o remoción subyacente.

Sin embargo, una orden de deportación se suspenderá automáticamente mediante una moción de reapertura si la orden de deportación se hizo “en ausencia”, lo que significa que el acusado no estuvo presente en la audiencia debido a que estaba detenido. Y a diferencia de como era antes, una moción para reabrir ya no termina automáticamente cuando el peticionario es expulsado del país.

Además, las personas que solicitan permanecer en el país por motivos humanitarios (como cónyuges e hijos maltratados) también pueden calificar para la suspensión de sus órdenes de expulsión.

Tu abogado de inmigración puede asesorarte profesionalmente para analizar si calificas para una excepción.

¿Necesitas ayuda para reabrir tu caso de inmigración? ¡Llámanos cuanto antes!

Si a ti o a algún conocido se les ha dado una decisión negativa en la Corte de inmigración, te invitamos a que te comuniques con nosotros cuanto antes. En estos casos es muy importante actuar con rapidez y no perder tiempo. 

En Jaskot Law conocemos al detalle el proceso para solicitar la reapertura y/o apelación de los casos de inmigración y lucharemos con firmeza y dedicación para obtener los mejores resultados.