Mientras lucha por aprobar la Reforma Migratoria de Biden, la Casa Blanca anunció las nuevas y polémicas medidas que se tomarán en materia migratoria

La Casa Blanca anunció el martes la nueva estrategia que llevará a cabo para gestionar la compleja situación migratoria que se está viviendo actualmente. Las medidas contemplan acelerar el procesamiento de solicitudes de asilo para migrantes en la frontera sur y a la vez agilizar las deportaciones rápidas de aquellos que no califican para la protección. El futuro de la Reforma Migratoria de Biden es aún un misterio. 

El documento es un amplio plan de 21 puntos que tiene como objetivo crear un nuevo sistema de inmigración más “justo, ordenado y humano” para desandar las políticas restrictivas de inmigración de la administración Trump. El mismo objetivo persigue la Reforma Migratoria 2021, una de las promesas más fuertes de la campaña electoral del actual presidente que aún no se resuelve. 

Mientras espera la aprobación de la Reforma Migratoria de Biden, la Casa Blanca lanza un nuevo plan de medidas migratorias. La foto es del presidente Biden en su despacho.

Principales medidas del nuevo plan: oportunidades de asilo y deportación rápida

El plan afirma que los oficiales de asilo tendrán plena autoridad para pronunciarse sobre los casos de asilo. Esto permitiría a los solicitantes de asilo pasar por alto los tribunales federales de inmigración que están muy retrasados, lo que agiliza el procesamiento de la solicitud. También se establecerá un expediente judicial dedicado a las solicitudes de asilo para priorizar esos casos, y se contratarán 100 jueces para garantizar procesos más rápidos. 

Los migrantes que no soliciten asilo o que se consideren no calificados para ello estarán sujetos a un procedimiento de deportación rápida conocido como “expulsión acelerada”, que permite a las autoridades de inmigración deportar a un migrante sin una audiencia ante un juez de inmigración. Sin embargo, el documento proporcionó pocos detalles sobre cómo se llevaría a cabo el procedimiento de deportación rápida.

“El asilo y otras vías de migración legal deben permanecer disponibles para quienes buscan protección. Aquellos que no busquen protección o que no califiquen serán trasladados de inmediato a sus países de origen ”, dice el plan. 

Mientras espera la aprobación de la Reforma Migratoria de Biden, la Casa Blanca lanza un nuevo plan de medidas migratorias. La foto es de la Casa Blanca.

Fuertes críticas por el impulso a la deportación rápida

La decisión de la administración de utilizar la deportación rápida generó fuertes críticas de muchos defensores de la inmigración, y algunos afirmaron que el proceso no les permitiría a los migrantes el debido proceso.

“Un sistema acelerado sin protección y supervisión del debido proceso nunca debe usarse cuando la vida de las personas pueda estar en juego”, afirmó Lee Gelerent, abogado de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

Avideh Moussavian, director de defensa federal del Centro Nacional de Leyes de Inmigración, aseguró que la organización estaba “profundamente preocupada” por la decisión.

“Redoblar esta política dañina es un paso en la dirección equivocada y agravará el impacto dispar que el enfoque de la administración en la disuasión en la frontera tiene sobre los inmigrantes de color de bajos ingresos”, declaró Moussavian. 

Mientras espera la aprobación de la Reforma Migratoria de Biden, la Casa Blanca lanza un nuevo plan de medidas migratorias. La foto es del Secretario de Seguridad, Alejandro Mayorkas.

El plan promete abordar las causas de raíz de la inmigración

El plan surge mientras la administración Biden lidia con el aumento de migrantes de México y Centroamérica que cruzan la frontera ilegalmente. Las detenciones de migrantes han alcanzado máximos de 20 años en los últimos meses y no muestran signos de disminuir. 

Entre los otros esfuerzos más amplios descritos en el plan se incluye abordar las causas de raíz de este aumento de la migración en la frontera sur en colaboración con socios regionales. Es una tarea titánica en la que la vicepresidenta Kamala Harris ha tomado la iniciativa y que también se contempla dentro de los objetivos de la Reforma Migratoria de Biden. 

El plan no proporcionó un cronograma sobre cuándo se implementarían los cambios, pero señaló que “no se logrará de la noche a la mañana” debido a las “políticas irracionales e inhumanas” de la administración Trump.

El título 42 no se nombra en el plan pero seguirá vigente

El presidente Joe Biden ha trabajado para revertir muchas de las políticas restrictivas de inmigración de su predecesor, incluso cuando los centros de detención de la frontera México Estados Unidos están abrumados por migrantes. Pero la administración continúa haciendo cumplir las restricciones de la era Trump, como el Título 42. 

Se trata de una medida expulsiva implementada por el ex presidente con la controvertida justificación de evitar la propagación del Covid-19. Permite a Estados Unidos expulsar a inmigrantes sin darles la oportunidad de solicitar asilo. Aunque en el plan no se nombra al Título 42 la Secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki aseguró que por ahora seguirá vigente. 

«El Título 42 permanece en su lugar, y permanecerá en su lugar siempre que esa sea la orientación de nuestros expertos médicos y de salud», aseguró Psaki a los periodistas y afirmó que no hay un cronograma para levantar la orden.

En el equipo de abogados de Jaskot Law queremos ayudar a todos los inmigrantes a cumplir el sueño americano. Comunícate con nosotros vía web o llamando por teléfono al +1 (410) 235-6868 para agendar una cita y evaluar en detalle tu caso. ¡Te esperamos!