Biden creó una nueva regla de carga pública que hará posible obtener la residencia permanente aún pidiendo ayudas del gobierno

Sumando otro esfuerzo para eliminar las reglas de “Tolerancia cero” impuestas por el ex mandatario Donald Trump, Joe Biden ha dado un golpe de gracia a la política de carga pública. Esta política imposibilitaba a la comunidad inmigrante a continuar con sus papeles migratorios si hacían uso de ciertos beneficios económicos del gobierno, y empujaba a miles de personas a pasar hambre y no acudir a centros de salud por miedo a perder su estatus migratorio.

La nueva regla de carga pública implementada por la administración Biden llegó para modificar esto de una vez y para siempre. Mientras durante la Era Trump se había ampliado la cantidad de personas consideradas una carga; ahora, el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS) ha anunciado a la prensa que la nueva carga pública sólo considerará como tal a quienes dependan únicamente del gobierno para subsistir económicamente.

Es decir, remitiendo a una antigua regla que data del 1999, se ha hecho más estrecha la definición de carga pública.

La regla antes de la regla

El principal cambio que el DHS y Joe Biden han querido implementar es eliminar la regla de carga pública puesta en vigencia en el 2019 durante el mandato de Donald Trump. Esta política fue duramente criticada por inmigrantes y activistas por ser extremadamente dura con la comunidad. La regla impuesta por Trump tomaba como carga pública, y por lo tanto como no elegible para una green card, a cualquier persona que hiciera uso de alguna ayuda gubernamental durante más de 12 meses en cualquier período de tres años.

Las críticas estaban enfocadas en que esta definición de carga pública atentaba directamente contra el sector más vulnerado de la sociedad. La mayoría de las personas eran muy humildes y pedían los beneficios para poder alimentar, abrigar y asegurar la salud de su familia. Una regla así no es más que una violación a los derechos humanos.

Afortunadamente, en marzo de este año el gobierno pudo finalmente eliminarla para ahora poner una mejor nueva regla de carga pública.

nueva regla de carga publica llega para cambiarlo todo
Miles de personas temían incluso vacunarse contra el coronavirus por miedo a la carga pública

¿De qué trata la nueva carga pública?

El secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas fue el encargado de anunciar las buenas nuevas a la prensa. Dijo a la comunidad que la nueva regla de carga pública será puesta en vigencia el 23 de diciembre de este año, y que su objetivo es tratar al prójimo con justicia y humanidad.

“De acuerdo con los valores fundamentales de Estados Unidos, no penalizaremos a las personas por optar por acceder a los beneficios de salud y otros servicios gubernamentales complementarios disponibles para ellos”, añadió.

Esta nueva carga pública se basará en más de un solo factor para determinar si alguien lo es o no. Por ejemplo, se tomarán en cuenta cuestiones como la edad, salud, recursos financieros, educación y talentos. Además, se tendrá en consideración si las personas ya han recibido o se encuentran recibiendo algún tipo de ingresos de seguridad suplementarios y asistencia en efectivo.

Por otro lado, el gobierno no considerará como carga pública a las personas que utilicen beneficios no monetarios (como cupones de comida o Medicaid), ni cualquier otro tipo de ayuda que pueda recibir algún miembro de la familia de un migrante.

¿Qué significan estos cambios para los inmigrantes?

Lo principal y más importante es que la nueva carga pública significa un parate al temor. Muchos inmigrantes optaban por no acceder ni a servicios públicos como hospitales y asistencia médica, como también a cupones de alimentos, por miedo a perder la oportunidad de ser residentes permanentes en los Estados Unidos.

nueva carga publica mejora la vida de miles de personas
¡Ahora puedes pedir ayudas al estado para ti y tu familia sin temor!

En Jaskot Law siempre celebramos cambios que hagan la vida de los migrantes en los Estados Unidos más fácil. Ya sabes que cualquier duda o consulta sobre tu caso de inmigración puedes contactarte con nuestro equipo de abogados al +1 (410) 235-6868