Perdí mi caso de inmigración ¿Qué puedo hacer? | ¡No desesperes, siempre hay posibilidades! Te contamos como apelar o reabrir tu caso para ganarlo y seguir viviendo en los Estados Unidos

Las personas que perdieron sus casos de inmigración en los Estados Unidos tienen dos caminos posibles para solicitar que se revise la decisión del juez. Dependiendo el motivo por el cual tu caso fue rechazado y el consejo de un abogado de inmigración experto en el tema te convendrá inclinarte por una u otra opción 

Las dos posibilidades que tienes son apelar la decisión del juez o solicitar que se reabra tu caso para presentar nuevas pruebas. Esta última opción también es apropiada si sospechas que tu abogado de deportación no ha hecho un buen trabajo y crees que con otro abogado el caso podría resolverse a tu favor.

¡No tomes un no como respuesta! En Jaskot Law somos abogados de deportación expertos en apelaciones. Tomamos casos comenzados por otras firmas legales y continuamos luchando hasta agotar todas las posibilidades.

Nota titulada Perdí mi caso de inmigración ¿Qué puedo hacer?. Imagen acorde.

¿Cómo apelar mi caso de inmigración?

Si no estás de acuerdo con la decisión tomada por el juez o jueza sobre tu caso en la corte de inmigración, tienes la posibilidad de presentar una apelación. Cuando haces esto, estás solicitando que una Corte de más alta jerarquía revise esa determinación.

A través de una apelación, presentas argumentos y pruebas pertinentes fundamentando las razones por la cual esa otra Corte debe tomar una determinación distinta, y así modificar o dejar sin efecto la decisión tomada por el juez o jueza que primero vio tu caso.

Para asegurarte que estás utilizando el formulario correcto y que lo estás enviando a la dirección apropiada dentro del período de tiempo que exigen las regulaciones te recomendamos contar con ayuda profesional. 

Pero por sobre todas las cosas, los consejos de un abogado de inmigración experto en el tema serán imprescindibles para presentar de forma clara y contundente todos los argumentos que justifican tu apelación. De lo contrario, corres el riesgo de que tu solicitud sea fácilmente rechazada y tu orden de deportación continúe su curso. 

Nota titulada Perdí mi caso de inmigración ¿Qué puedo hacer?. Imagen acorde.

¿Cuánto tiempo puedo esperar para apelar mi caso de inmigración?

En casos de deportación, la Board of Immigration Appeals (BIA) debe recibir la notificación de apelación dentro de los treinta (30) días después de que el juez o jueza de inmigración haya tomado su decisión.  Lo que se tomará en cuenta para calcular los treinta (30) días es el día en que la Junta recibió la apelación, no cuando usted la envió por correo.

¿Cómo solicitar que se reabra mi caso de inmigración?

Las solicitudes para reabrir un caso de inmigración permiten a los inmigrantes que perdieron el caso en la corte de inmigración presentar hechos nuevos o modificados al juez de inmigración.

Por lo tanto, esta solicitud debe basarse en nuevos hechos. Por lo general, esos son hechos que la persona no conocía o que no existían en el momento de la audiencia original. Para llevar el nuevo caso a la corte de inmigración, una persona debe proporcionar evidencia relevante que respalde la documentación.

Aquí, el tribunal otorgará una nueva audiencia a la persona que afirma que puede probar los nuevos hechos, respaldados por declaraciones juradas u otro tipo de material probatorio. 

Nota titulada Perdí mi caso de inmigración ¿Qué puedo hacer?. Imagen acorde.

¿Cuál es la fecha límite para solicitar que se reabra mi caso de inmigración?

Si crees que eres elegible para solicitar la reapertura, debes presentar tu petición dentro de los 90 días posteriores a la fecha de emisión de la orden de deportación. Sin embargo, existen algunas excepciones que alargan este plazo y otorgan mayor cantidad de tiempo. Tu abogado de deportación podrá informarte al detalle y evaluar si tu caso de inmigración califica para alguna de ellas. 

¿Sospechas que tu abogado de inmigración no se tomó tu caso en serio? En Jaskot Law tomamos casos comenzados por otras firmas legales y luchamos con compromiso y convicción por todos nuestros clientes. 

¿Cómo sé si mi abogado de inmigración hizo un buen trabajo?

Para saber si tu abogado está haciendo un buen trabajo, recomendamos considerar estos cuatro aspectos: 

  • Comunicación: Si no sabes lo que está sucediendo en tu demanda, puedes asumir que tienes un mal abogado. Es importante tener una comunicación fluida con tu defensor en donde te explique claramente qué está sucediendo y resuelva todas tus dudas con paciencia y amabilidad. 
  • Competencia: No ganar un caso no significa que tu abogado hizo un mal trabajo. Sin embargo, si tu abogado comete errores que ningún abogado razonable habría cometido y tu perdiste dinero, tiempo u oportunidades a causa de ello, se trata de un caso de negligencia y mal desempeño de su profesión. 
  • Ética: Un abogado ético debe representar a sus clientes con total lealtad, mantener la confidencialidad, representar a sus clientes dentro de los límites de la ley y anteponer los intereses de sus clientes a los suyos.
  • Tarifas claras: Cuando contratas a un abogado, es importante que los honorarios estén detallados por escrito y de manera tal que tu puedas comprender a qué corresponden las tarifas cobradas. 
Nota titulada Perdí mi caso de inmigración ¿Qué puedo hacer?. Imagen acorde.

En casos de asistencia legal ineficaz, busca un nuevo abogado de inmediato

Si sospechas que tu abogado te brindó una asistencia legal ineficaz que llevó a la denegación de un beneficio para el que podrías haber calificado, debes hablar con otro abogado de inmigración con experiencia lo antes posible. 

No intentes arreglar lo que hizo mal tu ex abogado por tu cuenta porque desgraciadamente puedes empeorar las cosas. Un buen abogado de inmigración puede investigar tu caso, revisar cualquier presentación anterior en busca de errores y determinar si tu abogado original tenía licencia para ejercer la abogacía.

Si no actúas con rapidez, es posible que no cumplas con los plazos que se aplican a las solicitudes o presentaciones judiciales de tu interés. Además, el tribunal o la agencia gubernamental que revisa tu caso podría decidir que tu solicitud no es “oportuna” (actuaste con demasiada lentitud) y negarse a permitirte reabrir tu caso o presentar nuevas solicitudes o pruebas.

Una persona puede tramitar su propia apelación de manera individual. Sin embargo, debido a la complejidad que envuelve el proceso judicial se recomienda hacerlo a través de abogados de deportación expertos en el tema que conozcan los tiempos y argumentos legales pertinentes. Así te aseguraras mayores posibilidades de victoria.